sábado, 8 de diciembre de 2012

Conservar la dignidad


                         


                                  

Si cuidamos de ellos es por que les queremos, y queremos lo mejor para ellos, que no se sientan mal, que estén donde y como estén, se sientan a gusto consigo mismo y no  denigrados ni menospreciados. Simplemente queridos.


Vestirse:
                        

 Conviene tener en cuenta que:

  • El anciano se siente mejor con su ropa.
  • Elige la ropa según sus criterios y gustos. En lo posible, es mejor que se vista y desnude solo.
  • Da valor a una presencia bien cuidada.
  • Acepta su persona y su imagen exterior.
  • Una persona necesitada de cuidados puede aceptar la ayuda necesaria de los cuidadores.

Ropa para personas ancianas enfermas y minusválidas:
 

  • Existe ropa para personas con limitación de movimiento en la zona de hombros y brazos.
  • Hay ropa especial para usuarios de sillas de ruedas.
  • Existe ropa para personas incontinentes. 

Moverse:
 

La vida es movimiento. El movimiento es vida. Este es el lema de algunos grupos deportivos para mayores. No solo hay gimnasia y baile en el programa, sino que tambien son importantes la reeducacion de la memoria, las charlas y los juegos de petanca.

Para que los ancianos puedan mantener su movilidad es fundamental evitar que no caigan en cama. Una permanencia en cama superior a 24 horas implica riesgos para cualquier persona, pero la inmovilidad expone a los ancianos a más riesgos.


Problemas y causas

 Caídas:


·         Alteraciones de la vejez: Perdida de visión, y audición, disminución de la fuerza muscular, reducción del tiempo de reacción.

·         Enfermedades cardiovasculares.

·         Insuficiencia cardiaca: Alteraciones del ritmo cardiaco, sincopes, irregularidad ortostatica, anemia.

·         Enfermedades neurológicas: Enfermedad  de Parkinson, ataques isquémicos transitorios, ataques cerebrovascular, demencia ataques espasmódicos cerebrales.

·         Sistema músculo-esquelético: artrosis en articulaciones de rodilla, cadera.

·         Problemas de pie: dedos en martillo, Hallus valgus, uñas  largas.

·         Efectos secundarios de medicamentos: Sedantes, neurolépticos, antihipertensivos, diuréticos.

·         Causas condicionadas por el entorno: Alfombras sueltas, suelo resbaladizo, obstáculos, iluminación insufiente, falta de pasamanos y asideros, falta de gafas, calzado inapropiado.

 
Generalmente las caídas tienen varias causas y no pueden achacarse solo a un sistema orgánico.

Dolores y rigidez de temblores:

·          Osteoporosis, enfermedades articulares, fractura de cadera y una rehabilitación ineficaz después de la operación de cadera.

·         Enfermedades del pie: callos, eminencias  temares, uñas encarnadas.

·         Enfermedad de parkinson, demencias.

 
Enfermedades físicas:

·         enfermedades agudas, fiebre, fracturas de las extremidades inferiores.

·         Parálisis (esclerosis múltiples, hemiplejia, paraplejia).

 
Alteraciones psíquicas:

·         Diferentes tipos de demencias

·         Depresión grave, medicamentos psicotrópicos.

·         Debilidad: Postración muy avanzada, falta de estimulo.

·         Inseguridad, miedo: Caídas sufridas previamente.

·         Trastornos sociales: Aislamiento abandono.
 

Todo esto hay vigilarlo mucho cuidarlo mucho y pensar que si no es así se pueden producir lesiones con graves consecuencias y una de las más comunes es sin duda: La ulcera por presión.

La población anciana es la más afectada y constituye un problema de amplia magnitud y de coste económico elevado.

Pero lo mas importante es que las ulceras por presión implican complicaciones diferentes y suponen para el paciente una causa importante de sufrimiento y como no para el entorno familiar.

La definición y fisiopatología: Una ulcera por presión es toda lesión de origen isquémico localizada en la piel y en tejidos subyacentes, con perdidas de sustancia y producida por la presión prolongada o fricción entre dos planos duros.

Valoración general

Una correcta valoración es el primer paso para la prevención de la UPP (ulceras por presión):

1.      Valoración geriátrica integral.

2.      Valoración de riesgo mediante escalas.


Enfermedades concomitantes que causan deterioro en la piel: Diabetes, isquemia o trombosis en miembros inferiores, sepsis, neoplasias con tratamientos citostaticos.

 
Prevención y curación 

Los cambios posturales tienen como objetivo el alivio de la presión en las prominencias óseas en personas encamadas.
Una constante observación y cuidados hará que no se produzcan este tipo de ulceras y si se producen se curen lo mas rápido posible.

 Estos colchones podrían servirnos si nuestro mayor esta en casa, pero hay mas cosas a tener en cuenta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por tu comentario